Cómo elegir el mejor Robo Advisor

CÓMO ELEGIR EL MEJOR ROBO ADVISOR




 

QUÉ TENEMOS QUE TENER EN CUENTA AL ELEGIR EL MEJOR ROBO ADVISOR PARA NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS.

Hay ya multitud de robo-asesores entre los que elegir. Esto puede dificultar nuestra decisión sobre cuál de ellos será el mejor robo advisor.

La mayoría de las diferencias entre los servicios que ofrecen se pueden caracterizar utilizando los siguientes criterios:

Depósito mínimo inicial:

Diferentes compañías ofrecen diferentes mínimos para empezar. Algunos no requieren más que mil euros para una cartera de fondos o 50 euros para un plan de ahorro, mientras que otros requieren una inversión mayor.

Asignación de activos (asset allocation) en la cartera de inversión:

Va a depender del enfoque que cada uno de los asesores automatizados utilice para la distribución de los activos financieros.

Las carteras reales construidas pueden variar bastante dependiendo de cómo se contestan los cuestionarios iniciales, sobre todo en lo referido a dos cuestiones fundamentales:

 1-cuánto tiempo vamos a mantener la inversión: por lo general,  cuanto mayor sea el plazo mayor será el porcentaje de renta variable.

2- y cuál es nuestra tolerancia al riesgo: cuanto menor sea el riesgo que queramos asumir menos renta variable y menos renta fija de largo plazo.

Cuotas Anuales:

Dado que el sector de los robo advisors es cada vez más competitivo, las comisiones anuales suelen ser similares.

Sin embargo, puede haber diferencias clave, tales como los descuentos aplicados por grandes cantidades de capital invertido.

100% software algorítmico o con alguna asistencia humana:

En algunos casos, los robo asesores están completamente automatizados con poco o ningún soporte personal disponible para resolver circunstancias únicas.

Por otro lado, hay algunos robo-asesores que ofrecen sus servicios como robots de inversión principalmente pero con la opción de obtener asesoramiento del personal de la entidad financiera propietaria.

Por ello, como clientes potenciales, debemos considerar cuáles son nuestras necesidades financieras y con qué porcentaje de nuestra cartera en manos de un gestor automatizado nos encontramos cómodos.

Tipos de cuentas disponibles:

Puede haber diferencias en los tipos de cuenta que el robo advisor está configurado para soportar.

Por ejemplo, las opciones disponibles en el Reino Unido pueden ser una cuenta General, una cuenta ISA de Acciones o una Pensión Personal Autoinvertida.

En los Estados Unidos, los tipos de cuentas pueden ser individuales, conjuntas, IRA y/o un plan 401(k).

En España los hay que gestionan carteras de fondos de inversión y ETFs y otros que además trabajan con planes de pensiones y planes de ahorro periódico, normalmente empleando un Unit Linked.

Asegurarse de que el gestor automatizado tiene el tipo de cuenta que satisfaga nuestras necesidades es tal vez la consideración más importante que debamos hacer a la hora de elegir un robo advisor.

Optimización de Impuestos y otros servicios:

Algunos robo-asesores, sobre todo anglosajones y esperemos que pronto los españoles, ofrecen servicios para mejorar la eficiencia fiscal de la cartera de inversión (compensando plusvalías con minusvalías) y otros no.

Además, cada robo advisor nos puede brindar una variedad de herramientas para ayudarnos a administrar un portafolio, incluyendo calculadoras de comisiones y calculadoras de jubilación.

Algunas de estas herramientas pueden ser muy útiles para determinar cómo administrar una cartera.

 

Todavía hay más