La importancia de las comisiones

LA IMPORTANCIA DE LAS COMISIONES



LA IMPORTANCIA DE LAS COMISIONES.

La mayor preocupación que tenemos como  inversor medio que somos es el rendimiento de la inversión.

Estamos muy pendientes de las plusvalías de nuestra cartera, de si batimos al índice de referencia, en definitiva , de si este año nuestro portafolio vale más que el año pasado.

Sin embargo, deberíamos preocuparnos, al menos tanto como de las plusvalías, por un elemento más importante y menos evidente: las comisiones que pagamos por la gestión de nuestras inversiones.

LAS COMISIONES SON MÁS IMPORTANTES DE LO QUE PARECEN.

Durante un período de 20 años, una inversión de 10.000 unidades monetarias que tenga que pagar una comisión de gestión anual de 1% (bastante normal en los fondos de gestión activa de renta fija y la mitad de lo que nos suelen cobrar los fondos de renta variable) tendrá 30.000 unidades monetarias menos que una cartera a la que sólo se le cobre una comisión del 0.25%, que es la habitual en los fondos de gestión pasiva de renta fija.

Para muchos jubilados, se trata de más de un año entero de ingresos adicionales, netos de impuestos, que se pierden por el desagüe de las comisiones.

Y PAGAMOS MÁS DE LAS QUE CREEMOS…

Además de las comisiones de gestión y depósito anuales, muchas firmas tradicionales de valores e inversiones y los bancos comerciales tienen muchas otras comisiones que pueden convertirse rápidamente en beneficios si las reducimos.

Por ejemplo,

Muchas gestoras de carteras de inversiones cobran comisiones cuando se compra o se vende un producto de inversión.

También puede haber comisiones de ventas que proporcionen incentivos para que los asesores nos vendan un fondo o producto específico, por ejemplo fondos del propio banco, o un producto complejo con mayores comisiones de comercialización.

Por último, algunas empresas de gestión de activos cobran un porcentaje de los beneficios, la conocida como comisión de éxito  puede llegar hasta el 20%.

Lo que significa que cuanto más gana un fondo, más comisiones pagamos.

Cada recargo que pagamos nos deja menos dinero para invertir y que nuestra cartera crezca.

Es por eso que los robo advisors trabajan para mantener los costos bajos, a través de eficiencias tecnológicas y el uso de ETFs y fondos indexados de bajas comisiones de gestión, en sus opciones de inversión.

Sólo por eso ya deberíamos pensar seriamente en estudiar si nos convendría pasar al menos una parte de nuestras inversiones a un gestor automatizado.

Todavía hay más